Viernes, Octubre 19, 2018

Ante la discusión de una nueva ley de fármacos, quisiéramos expresar nuestra opinión.

Creemos, que no se están discutiendo los temas de fondo desde una mirada técnica y menos con sentido humano y profesional…

Están mirando el uso de los fármacos como un bien de consumo, preocupándose de aumentar el acceso libre a ellos por parte de la población, sobre todo con la propuesta de agregar su venta en supermercados y almacenes , sin supervisión técnica por parte de un profesional farmacéutico. Es claro que ahí no se incluyen, esperamos medicamentos complejos como antibióticos o psicofármacos, que requieren un control especial, pero se plantea el uso de fármacos de uso masivo.

Hago las siguientes preguntas…

A qué se debe que las farmacias de cadena proliferan como maleza en nuestras ciudades ?

Qué es lo que hace que tantas personas recurran a tanto fármaco, muchas veces innecesario y por el contrario puede llegar a ser perjudicial?

A qué se debe nuestro nivel tan alto de autofarmacia , es decir, de usar libremente tanta medicación que es recomendada en los mismos mesones de las farmacias ?

Estoy claro que el valor de los medicamentos en Chile es usurero, extralimitado y en muchos casos uno podría sospechar de verdadera colusión . Este mercado, como muchos en este país , no trabaja bajo verdaderas reglas de libre mercado y muchos pacientes crónicos están obligados por su enfermedad en tratamiento a tener que usar dichos medicamentos, pero no todos son pacientes crónicos , la mayoría no lo son.

Cuál es nuestra cultura de autocuidado y vida sana?

Estamos promoviendo verdaderamente una mirada de cuidarnos a nosotros mismos en forma responsable con dieta balanceada, deporte, música, teatro, artes en general, expresión de emociones y ambientes ecológicamente sustentables? o miramos este problema del acceso a los medicamentos , sólo como un negocio más y la forma de ampliarlo a un negocio mayor ?

Probablemente las medidas propuestas puedan bajar en algo los precios, pero dudo que existan tantos medicamentos bioequivalentes de verdad. Los estudios que la mayoría de las veces se hacen en Chile de “Bioequivalencia” no contemplan comparación en grupos de personas, sólo un análisis de laboratorio que compara los medicamentos, eso no es bioequivalencia, y no asegura que tengan los mismos efectos.

Es una observación clínica de varios años de seguimiento de pacientes en mi quehacer como psiquiatra. Me preocupa la masificación del uso de medicamentos, sobre todo por el hecho que casi un 70% de los intentos de Suicidio que se producen en el país son por sobredosis de fármacos de uso general, no específicamente psicofármacos.

Por lo tanto la medida de ampliar su venta a góndolas de supermercado me parece aberrante y atenta contra todos los principios de prevención involucrados en los programas preventivos que estamos instalando en el país para reducir las tasas de intentos de Suicidio y muerte por esta causa en la Alianza Chilena Contra la Depresión (ACHID)

Pido formalmente a las autoridades, que considero competentes, revertir esta propuesta que atenta contra la salud pública del país. Busquemos otras formas de acceso y controlemos más la entrega de medicamentos, no lo contrario, pues debemos ayudar a nuestra población a estar más sana y eso comienza por la educación sistemática desde el Kínder en conductas de autocuidado , debiendo ser este el verdadero objetivo del estado y de los privados, a todos nos conviene estar más sanos.

Dr. Tomas Baader (PhD)

Director de la Alianza Chilena Contra la Depresión

Fuente: www.achid.cl